Triple compromiso de Mohamed VI con Obama sobre el Sáhara

0

Cuando hizo hace un año una visita de trabajo a Washington, el rey Mohamed VI de Marruecos adquirió un triple compromiso discreto con su anfitrión, el presidente Barack Obama, sobre el Sáhara Occidental. No quedó recogido en el comunicado oficial.

El acuerdo alcanzado entonces ha salido a la luz gracias a Chris Coleman, un perfil anónimo de Twitter que ha divulgado desde hace cuatro semanas decenas de documentos confidenciales de la diplomacia marroquí. Queda reflejado en un cable que el embajador adjunto de Marruecos ante la ONU, Abderrazzak Laassel, envió el 1 de agosto pasado a su ministro dándole cuenta de la conversación mantenida con su homóloga estadounidense Rosemary Dicarlo.

Un año antes, en abril de 2013, la embajadora de EE UU ante la ONU, Susan Rice, trató de enmendar la resolución que el Consejo de Seguridad vota cada año en abril sobre el Sáhara para prorrogar el mandato de la MINURSO, el contingente de cascos azules desplegado en la antigua colonia española. Rice propuso ampliar sus competencias para que pudiera ocuparse de los derechos humanos, pero Rabat, secundado por varias capitales europeas, lo rechazó.

Siete meses después la Administración Obama volvió a la carga con otras ideas y obtuvo un triple compromiso del monarca. El rey aceptó establecer un programa de visitas al Sáhara del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos; legalizar a un mayor número de ONG saharauis y renunciar a que los civiles saharauis, y de paso también marroquíes, puedan ser juzgados por tribunales militares.

¿En qué medida ha cumplido Mohamed VI? Eric Goldstein, que es el director adjunto para la zona de la ONG Human Rights Watch (HRW) y posee un gran conocimiento de Marruecos, responde a la pregunta. « El balance de lo sucedido desde entonces con relación a las visitas para indagar sobre derechos humanos es positivo », contesta. « Relatores especiales y delegaciones han podido desplazarse allí y trabajar en condiciones correctas », asegura.

El segundo punto, en cambio, no se ha cumplido. « Marruecos no ha legalizado en el Sáhara Occidental a ninguna asociación de la que sospeche que su orientación o liderazgo es hostil a su presencia en ese territorio », contesta Goldstein. Las principales perjudicadas son dos ONG de defensa de los derechos humanos: Codesa, que dirige la célebre activista Aminatu Haidar, y la ASVDH, en la que otra mujer, Ghalia Djimi, juega un papel destacado.

Sobre el tercer punto la valoración de Goldstein era ambigua cuando se le formuló la pregunta hace un par de semanas « El proyecto de ley [para acabar con los tribunales militares] está bien, pero aún no ha sido formalmente adoptado ». Mohamed VI presidió, en marzo, el Consejo de Ministros que aprobó la modificación de las competencias de la justicia castrense, pero la tramitación parlamentaria no acabó hasta la semana pasada. Entrará en vigor en cuanto el monarca la promulgue.

El último gran juicio de civiles por militares se celebró en febrero de 2013. Veinticinco saharauis fueron condenados a penas de entre dos años de cárcel y cadena perpetua. El tribunal les consideró culpables de la muerte de once policías antidisturbios marroquíes durante el desmantelamiento del campamento de protesta saharaui de Gdim Izik, en noviembre de 2010, cerca de El Aaiún. Amnistía Internacional y HRW criticaron con dureza la falta de garantías procesales para los acusados.

Más recientemente, en febrero, un joven maliense de 18 años se sentó también en el banquillo de un tribunal militar porque su participación en el apedreamiento de un policía marroquí que falleció en las puertas de Melilla cuya valla los inmigrantes intentaron saltar.

Las peticiones formuladas por la Administración de Obama al soberano alauí pueden parecer, desde el punto de vista de los derechos humanos, pequeñas o timoratas, pero ningún país europeo, de los que mantienen estrechas relaciones con Marruecos, se atrevería a hacerlas.

Orilla Sur, 31 oct 2014

Tags : Marruecos, Sahara Occidental, derechos humanos, Barack Obama, Mohammed VI,

Leave A Reply

Your email address will not be published.