Otra traición al pueblo saharaui?

0

Si no hubiera sido por la pandemia del coronavirus Covidien-19, este lunes apenas habría llegado de los campamentos de refugiados saharauis de Tindouf, en un viaje organizado por la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de las Islas Baleares y el Fondo Mallorquín de solidaridad y Cooperación. Como la crisis sanitaria pasará -esperemos que antes que tarde-, en cuanto se pueda volveré a llenar la mochila de solidaridad y compromiso para ir.

En resumen: Son tiempos de fortalecer el compromiso político con la causa de la independencia del Sahara Occidental. Sin duda, la solidaridad humanitaria -pública y privada- es importantísima, imprescindible; sin embargo, el prolongado en el tiempo, conflicto saharaui no tiene nada que ver con una catástrofe natural, o de una escasez de recursos. Al contrario, es un asunto claramente político, de negación de los derechos humanos y políticos de sus ciudadanos, de un tipo de virus de injusticia que afecta gravemente la comunidad internacional. Son tiempos de elevar la intensidad del « Marruecos culpable, España responsable », que resume esta injusta situación que, en pago, ya dura más de cuatro décadas.

Desgraciadamente, son tiempos en los que es muy verosímil que la causa del Sahara Occidental sufra otra -y ya son muchas- traición. Me explico: Del bipartidismo español no había que esperar demasiado cosa. El PSOE transitó de aquel famoso discurso de Felipe González el 14 de noviembre de 1976 en los campamentos de refugiados de Tinduf, a ponerse cabizbajo a las órdenes de los intereses de la monarquía marroquí en el minuto cero de entrar en La Moncloa . El PP -aunque durante años el apoyo al pueblo saharaui (en muchos casos con la frase de « apoyar la celebración del Referéndum en el Sahara en cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas ») ha estado presente en sus programas electorales-, cuando ha gobernado, también se haa rrodillado ​​ante Marruecos. Ahora, el PP de Pablo Casado no oculta su propósito para redoblar la colaboración con Marruecos, y olvidarse del conflicto del Sahara Occidental.

Pero, de un Gobierno del Reino de España con la participación de UNIDAS PODEMOS, se podía esperar mucho más que los silencios del texto del acuerdo de gobierno de « Coalición Progresista », y de los primeros « gestos » en su acción de gobierno. En este sentido, la declaración de CEAS-Sáhara (Coordinadora de Asociaciones Solidarias con el Sahara), « con motivo del 44 aniversario de la RASD, y ante la nueva traición al pueblo saharaui », es bastante explícito.

Por todo ello, ahora mismo hay, en mi opinión, reforzar -y (re) polititzar- el movimiento solidario con el pueblo saharaui. No seré yo quien niegue el inmenso valor de las acciones de solidaridad humanitaria. Ojalá se multipliquen con creces! Pero, en paralelo, no podemos desfallecer en la tarea de intensificar el movimiento de reclamación a que este gobierno de « Coalición Progresista » se comprometa inmediatamente con tres cosas llenas de sentido progresista: 1. Acabar con el robo de recursos naturales en el pueblo saharaui. 2. Exigir a Marruecos la inmediata libertad de las personas presas políticas, y el respeto de los Derechos Humanos en los territorios ocupados. 3. Trabajar, de verdad, para concretar un calendario para el Referéndum de Autodeterminación.

El Presidente de la República Árabe Saharaui Democrática, y secretario general del Frente Polisario, Brahim Gali, en la apertura del Foro Internacional de la Juventud para la Solidaridad con el Sahara Occidental, celebrado a principios de este mes de marzo en Auserd, recordaba que « el conflicto actual entre la República Saharaui y el Reino de Marruecos sólo necesita implementar los requisitos del Plan de Paz Africano, y de las Naciones Unidas de 1991, que fue firmado por ambas partes y ratificado por el Consejo de Seguridad de la ONU « , y afirmaba que « la causa saharaui debe ser escuchada como causa justa en todos los foros internacionales. Hay que poner fin a la ocupación militar marroquí ilegal de partes de la República saharaui, la última manifestación del colonialismo en el continente africano, la última colonia en África ‘, debe terminar ».

Parece que no queda más remedio que el movimiento solidario con el pueblo saharaui le recuerde estas obviedades al gobierno de « Coalición Progresista », al tiempo que, en algunos de sus integrantes (PODEMOS e IU), hay que exigirles que sean coherentes con sus compromisos históricos con la causa de la libertad del pueblo saharaui. En definitiva, tenemos que vencer, también, el virus de la injusticia con el pueblo saharaui que parece infectar a todo el mundo con cartera ministerial española.

PS: No me ha sido fácil escribir unas líneas que no tuvieran que ver con la crisis del coronavirus Covidien-19. Esta crisis, que es poliédrica, va para largo, y habrá tiempo para opinar de todo. De momento, cuidau sesión!

Fuente, 23 mars 2020

Tags : Sahara Occidental, PP, PSOE, IU, Podemos, Unidas Podemos, traición,

Leave A Reply

Your email address will not be published.