Marruecos: la hermana de Mohammed VI en medio de un gran escándalo

Marruecos, Pandora Papers, Lalla Hasna, Swissleaks, Mohamed VI, #PandoraPapers, #LallaHasna,

La princesa Lalla Hasna de Marruecos, hermana del rey Mohammed VI, está en el centro de un gran escándalo de corrupción. Su nombre fue citado en el caso de los papeles de Pandora como propietario de una empresa offshore en las Islas Vírgenes Británicas, un famoso paraíso fiscal.
Es un nuevo escándalo que debilita aún más al monarca marroquí. Su hermana Lalla Hasna, que dirige la Fundación Mohammed VI para la Protección del Medio Ambiente, supuestamente utilizó una empresa fantasma para comprar una casa en el Reino Unido con un valor estimado de 11 millones de dólares utilizando fondos que figuran como pertenecientes a la « familia real marroquí ».
El palacio que la princesa había adquirido en Londres se encuentra cerca del Palacio de Kensington. Según se informa, la compra se realizó en 2002 a través de la empresa fantasma Oumaila, ubicada en las Islas Vírgenes Británicas.
¿Qué son los “Pandora Papers”?
Los “Pandora Papers” son una filtración de casi 11,9 millones de documentos que revelan la riqueza oculta, la evasión fiscal e incluso el blanqueo de dinero de algunos de los hombres más ricos y poderosos del planeta.
Los datos salieron a la luz gracias al trabajo del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) con sede en Washington DC. Es el resultado de trabajar con más de 140 organizaciones de medios como parte de la encuesta global más grande jamás realizada.
Mohammed VI es el rey más rico de África, con una fortuna estimada en $ 5.7 mil millones. En 2010, las filtraciones de Wikileaks revelaron que el rey de Cherifian y su séquito estarían involucrados en una corrupción considerada generalizada « en todos los niveles de la sociedad marroquí ».
La princesa Lalla Hasna, de 53 años, es hija del rey Hassan II y su segunda esposa, Lalla Latifa Hammou. La hermana de Mohammed VI seguramente quería ocultar estos activos recurriendo a compras a través de empresas offshore.
No es la primera vez que el entorno del rey de Marruecos se salpica en escándalos relativos a los paraisos fiscales. En 2016, el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) ha revelado, junto con 107 medios de comunicación nacionales, el patrimonio oculto de líderes mundiales, celebridades y multimillonarios en paraísos fiscales opacos. El nombre en clave del asunto: « Panama Papers ».
Entre las 140 personalidades políticas implicadas en este asunto están el presidente argentino, el rey de Arabia Saudí, el primer ministro islandés… pero también el secretario privado del rey de Marruecos, Mohamed VI: Mounir Majidi. Este « hombre de negocios y empresario con un MBA de la Universidad Pace de Nueva York », como lo describe Le Monde, se convirtió en secretario privado del Rey de Marruecos en 2000.
Aparece en los datos de la empresa Mossack Fonseca y su nombre está directamente relacionado con Mohamed VI. « En marzo de 2006, Mounir Majidi fue nombrado representante de SMCD Limited, una empresa registrada en las Islas Vírgenes Británicas el año anterior », señala el diario francés Le Monde, que participó en la gigantesca investigación de los « Papeles de Panamá ». Esta empresa de las Islas Vírgenes, de la que Majidi es agente, sirvió para comprar una goleta de lujo utilizada por el Rey de Marruecos.
« Después de esta adquisición, el buque fue registrado en Marruecos y rebautizado como El Boughaz I. Ahora pertenece al Rey Mohammed VI. SMCD Limited también fue utilizada para conceder un préstamo con fines desconocidos a una empresa luxemburguesa », añade Le Monde.
El medio marroquí TelQuel añade que SMCD Limited fue liquidada en 2013, pero « Mounir Majidi también habría sido director de una empresa luxemburguesa llamada Immobiliere Orion S.A., que pidió un préstamo de 42 millones de dólares en 2003 a Mossack Fonseca para comprar y renovar un piso en París.
Por su parte, Mohamed VI fue implicado en lo que se conoció como Swissleaks:
« SwissLeaks »: Su Majestad Mohammed VI, número de cliente 5090190103 en HSBC
El rey de Marruecos abrió una cuenta en 2006 en Ginebra con su secretario privado, Mounir Majidi. Información que cae mal cuando las autoridades insisten en el « patriotismo económico ».
La familia real marroquí se encontraba entre los clientes de HSBC Private Bank. De hecho, según documentos confidenciales obtenidos por Le Monde , el 11 de octubre de 2006 se abrió una cuenta bancaria a nombre de « Su Majestad el Rey Mohammed VI » , junto con su secretario privado, Mounir El-Majidi, en HSBC Private Bank en Ginebra. La identidad real se refugió detrás de un código interno (BUP, para « socio comercial ») que figura en los libros del banco: 5090190103. Entre el otoño de 2006 y el 31 de marzo de 2007, período cubierto por los listados que pudimos consultar, el monto máximo registrado en esta cuenta fue de 7,9 millones de euros. Sin embargo, en principio es ilegal que los marroquíes que residen en Marruecos tengan una cuenta bancaria en el extranjero.
Solo la Oficina de Cambio de Divisas se reserva la facultad de otorgar excepciones de manera excepcional. Contactado por Le Monde el jueves 5 de febrero , la dirección de la Oficina de Cambio de Divisas no respondió a nuestras solicitudes. Esta administración encargada de regular la circulación de divisas concede periódicamente amnistías a cambio de la repatriación de los fondos marroquíes depositados en el exterior, última campaña bajo el sello del « patriotismo económico »acaba de finalizar con una repatriación récord de 2.200 millones de euros. En tal contexto, la revelación de una cuenta abierta en Suiza a nombre del rey es políticamente sensible, aunque la cantidad de casi 8 millones de euros que aparece allí parece modesta, en comparación con la fortuna personal del monarca estimada en 2014. de revistaForbes a 1.800 millones de euros.
Le Monde preguntó al Sr. El-Majidi sobre la cuenta suiza del rey, deseando saber si todavía estaba activa. Sus abogados en París, M e Hicham Naciri y M e Aurélien Hamelle, declararon que no querían « ni confirmar ni negar [toda esta información, que] se encuentra bajo el más estricto secreto bancario y la vida privada de Su Majestad el King, cuando se trata de elementos que pertenecen al ámbito patrimonial privado de este último ”. Antes de añadir: “En cualquier caso, la apertura de una cuenta bancaria en el extranjero se hizo en estricto cumplimiento de la normativa vigente en Marruecos. « 
El misterio de las posesiones reales
El príncipe Moulay Rachid y la princesa Lalla Meryem, respectivamente hermano menor y hermana mayor de Mohammed VI, también fueron incluidos en la lista de clientes de HSBC PB en Ginebra, sin indicación de los montos de sus activos. Le Monde también se ha puesto en contacto con ellos. Los mismos abogados enviaron las mismas respuestas que para el rey. La familia reinante, además de sus muchas tierras y residencias, deriva la mayor parte de su fortuna de la Compañía Nacional de Inversiones (SNI), el grupo privado más grande del país. Según nuestras estimaciones, Mohammed VI habría recibido cerca de 8,7 millones de euros en dividendos del SNI en el verano de 2006. Sin embargo, en octubre, fue aproximadamente la misma cantidad que se depositó en la cuenta abierta en Ginebra.
El SNI (ex-ONA-SNI, ex-ONA) había sido heredado de Hassan II a la muerte de este último en 1999. Al final de su vida, el monarca poseía solo el 13%. Desde entonces, el control real se ha fortalecido y el grupo ha crecido. Hoy es un imperio que tiene acciones, la mayoría de las veces mayoritarias, en treinta y cuatro empresas -algunas multinacionales- repartidas en quince grandes sectores económicos (banca, energía, metalurgia, minería, telefonía, inmobiliaria, hoteles, distribución … ).
Este conglomerado, que pesó 6.400 millones de euros en 2013 (solo el 7% del PIB marroquí), ahora es propiedad de casi el 60% de la familia real, a través de varias propiedades personales. Si en Marruecos se conocen la estructura y las cifras del SNI, las de los holdings reales “líderes” siempre han sido un misterio, apenas tocado durante una operación bursátil en 2010. Gracias a los documentos que dijo. Los listados de HSBC al margen, Le Monde ahora puede levantar una parte del velo.
Las posesiones de Ergis y Siger (dos anagramas de regis , la palabra latina para rey), que cubren el SNI, pertenecen al propio monarca, incluso si este último nunca lo ha especificado oficialmente. Sin embargo, los mismos abogados del palacio lo admiten: « El hecho de que Su Majestad el Rey tenga activos privados y participaciones en un cierto número de empresas, a través de una sociedad de cartera, es bien conocido por el gobierno, público y no se oculta en absoluto. « 
Además de sus acciones en SNI, Siger y Ergis tienen fuertes intereses en alimentos y cosméticos, hoteles, electricidad, muebles, pero también sectores sorprendentes como la caza, la fabricación de vidrio y el mantenimiento de suelos. En total, más de veinte empresas, varias de las cuales están fuertemente capitalizadas. Cada uno de los hermanos y hermanas de Mohammed VI también tiene su propia propiedad: Providence holding para el príncipe Moulay Rachid, y Unihold, Yano Participation y Star Finance para, respectivamente, las princesas Lalla Meryem, Lalla Asma y Lalla Hasna.
Desde 2009, estas seis sociedades holding comparten la participación accionaria de la Promoción y Participación Comercial, alias Copropar, fondo de participación cuya única función es centralizar las acciones del SNI en poder de las sociedades holding reales (excepto Siger, que también posee el 4,8% de el SNI directamente). Por tanto, es a través de la intermediación de Copropar que el dinero del SNI « vuelve » a la familia real, en forma de dividendos anuales, cuyo importe, en 2013, rondaba los 2 millones de euros para las princesas, 3,7 millones para el príncipe. y hasta 10 millones para Siger y Ergis, explotaciones presuntamente del “cabeza de familia”, es decir, del rey.
Un desafío a la Constitución
La distribución de acciones de Copropar refleja la de dividendos. Mientras que las participaciones atribuidas a Mohammed VI tienen el 50,6%, las de su hermano solo el 18,6% y las de sus hermanas entre el 9,3% y el 11,3%. Moulay Rachid ha invertido un poco en la exportación de aceite de oliva y sus tres hermanas se han unido en un negocio de alquiler de almacenes en Casablanca. Pero aparte de estas escasas actividades, sus sociedades holding se utilizan principalmente para centralizar sus activos inmobiliarios (segundas residencias, terciarios, granjas) repartidos por Marruecos … y para almacenar los ingresos derivados del SNI. En 2013, los hermanos y hermanas de Mohammed VI tenían un total de 424 millones de euros en inmovilizado financiero (145 millones para el príncipe, de 71 a 107 millones para las princesas).
A juicio de sus accionistas, la propia existencia del SNI es un desafío a la Constitución marroquí, cuyo artículo 36 prohíbe “los conflictos de intereses (…) [y] todas las prácticas contrarias a los principios de libre competencia y lealtad” . En un país donde el rey es la autoridad administrativa y judicial suprema, ¿las empresas de las que es accionista empiezan realmente en pie de igualdad con las demás?
Los abogados del palacio real dicen que sí y refutan cualquier incumplimiento de la Constitución, destacando que « las empresas en cuestión tienen un gobierno propio y autónomo, y están sujetas a los derechos de empresa y competencia en las mismas condiciones que las demás empresas que operan en Marruecos » . Los abogados de Su Majestad concluyen: “Permítanos señalar que las preguntas que hace reflejan un profundo desconocimiento del marco institucional marroquí, es decir, el de una monarquía, con el que difícilmente se puede comparar el marco institucional francés. « 
Esta no es la primera vez que se menciona la cuenta bancaria extranjera del rey. En junio de 2012 circuló en Internet la foto de un cheque por 787.000 euros, emitido personalmente por Mohammed VI para completar la financiación de una mezquita en Blois. La imagen mostraba que el cheque era pagadero en una sucursal del banco BNP Paribas ubicada en el bulevar Malesherbes, en París. También cuestionado sobre este punto, el consejo del monarca declinó comentar. (Le Monde)

Be the first to comment on "Marruecos: la hermana de Mohammed VI en medio de un gran escándalo"

Leave a comment