Latinoamérica, la nueva meta del cannabis marroquí

0

Desde hace más de dos décadas, Marruecos conserva el título de primer productor de cannabis (hachís) en los informes de la La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC). Además de eso, es el primer exportador para Europa. Según la misma fuente, Marruecos es el único país en Africa que cultiva este estupefaciente.

Según el Departamento de Estado americano, la producción de hachís en Marruecos representa el 23% del producto interno bruto del país. Cada año, el Departamento de Estado de los Estados Unidos publica un informe sobre la situación mundial de las drogas. A muchos países les preocupa este informe, desde Laos a los Países Bajos pasando por Bolivia. Sin embargo, Marruecos tiene derecho a una estimación cuantitativa muy precisa debido a la importante producción de esta droga en este país.

Las autoridades americanas informan que la producción de hachís del país alcanzó las 700 toneladas entre 2015 y 2016. Según Washington, en colaboración con las Naciones Unidas, estas 700 toneladas representarían el 23% del PIB marroquí, que asciende a 100 mil millones de dólares estadounidenses. El PIB generado por el narcotráfico no se especifica para los demás países porque el caso de Marruecos es único y los carteles de droga latinoamericanos son enanos comparados con los del país norteafricano. Es una importante fuente para la financiación de los gastos militares efectuados por Marruecos para mantener su ocupación del Sáhara Occidental. Los oficiales del ejército marroquí son los principales capos del tráfico de drogas en este país.

Parece ser que Marruecos no se conforma con el mercado europeo y pretende acapararse del mercado latinoamericano también. Para ello, desde hace años lleva una gran campaña de cabildeo para restablecer las relaciones con el continente hispano-americano que, en el pasado, había roto a causa de la solidaridad de los países latinos con la justa causa saharaui. Para ello, no vacila en utilizar los métodos menos ortodoxos, en especial la corrupción y el chantaje.

En este contexto, uno de los países que cayeron en la trama marroquí fue el Paraguay cuya prensa anuncia constantemente grandes cantidades de « hachís marroquí » incautados por los servicios de seguridad paraguayos. La última operación fue el mes pasado en la región de Capitán Bado donde fueron requisados 415 kilos de hachís. La prensa no olvida de precisar la procedencia de dicha mercancía.

Tags : Marruecos, Paraguay, América Latina, cannabis, hachís, drogas, estupefacientes,

Leave A Reply

Your email address will not be published.