La seguridad energética de Marruecos depende en gran medida de Argelia

Argelia, Marruecos, Gasoducto Magreb-Europa, #Marruecos, #Argelia, #Gasoducto,

RECONDUCCIÓN DEL CONTRATO DE GAS DE MAGHREB-EUROPA: La nueva mentira del Majzen
Tras la « mano tendida » de Mohamed VI, el Majzen intenta « forzar la mano » de Argelia en el expediente del Gasoducto Magreb-Europa (GME). El jueves 19 de agosto, en una declaración a la agencia de prensa marroquí, la directora general de la Oficina Nacional de Hidrocarburos y Minas, Amina Benkhadra, afirmó que Marruecos es partidario de renovar el contrato de este gasoducto, que atraviesa el territorio de este país desde 1996.
Tarek Hafid Argel (Le Soir) – « La voluntad de Marruecos de mantener esta vía de exportación se ha afirmado claramente y de manera constante, a todos los niveles, desde hace más de tres años.
Lo hemos expresado verbalmente y por escrito, públicamente y en conversaciones privadas, siempre con la misma claridad y coherencia », dijo. Esta afirmación es infundada, ya que Argelia no ha tomado ninguna decisión al respecto.
Una fuente oficial, que pidió el anonimato, declaró a Le Soir d’Algérie « que toda renovación debe contar con la aprobación del gobierno argelino » y calificó así de « otra mentira » la salida mediática del Director General de la Oficina Nacional de Hidrocarburos y Minas. 
« Marruecos habla públicamente de un caso resuelto cuando no es así. Actualmente, el GME sólo se utiliza en beneficio de este país, lo que le permite importar cientos de miles de m3 de gas natural para sus necesidades de consumo interno », afirma nuestra fuente.
Un desmentido también confirmado por la APS. « Argelia, con toda la soberanía y autonomía de decisión, aún no ha decidido renovarlo al expirar el contrato que enmarca su economía en octubre de 2021. 
Marruecos bombea 800 millones de m3 de gas para sus necesidades, que se suman a los cánones que cobra por el derecho de paso del gasoducto. Comprendemos así su insistencia en aumentar sus capacidades », analizan los expertos, al tiempo que recuerdan que « Argelia también exporta gas por otra vía completamente nueva, el gasoducto Medgaz de Beni-Saf », señalan los expertos contactados por la agencia de prensa oficial. 
Para decirlo claramente: la versión presentada por Marruecos según la cual autoriza la continuación de las exportaciones de gas natural a España a través del GME no más que una superchería.
La mayor parte del gas exportado a España y luego a Europa se inyecta a través del otro gasoducto, el Medgaz, que une el puerto de Beni-Saf con el de Almería. La no renovación de este contrato por parte de Argelia sería una verdadera catástrofe para Marruecos, ya que la energía eléctrica se produce a partir del gas natural de los campos de Hassi R’mel.
De hecho, el 93% de este gas se utiliza para producir electricidad y el 7% se emplea en la industria. Aunque Marruecos se niegue a reconocerlo, su seguridad energética depende en gran medida de su vecino oriental.
Su hostilidad hacia Argelia, sobre todo desde su alianza estratégica con Israel, no aboga por la renovación del contrato GME. Por insultar demasiado al futuro, el rey marroquí ha acabado poniendo en apuros la economía de su país.
T. H.

Be the first to comment on "La seguridad energética de Marruecos depende en gran medida de Argelia"

Leave a comment