España apaga un fuego encendiendo otro

0

Por fín, los carroñeros de Rabat et Madrid van a recibir el tratamiento que se merecen. Se acostumbraron a la situación de vacío creada por el régimen de Bouteflika para mostrar sus garras y volverse insolentes. Pero, como dice el refrán, no siempre el ladrón saldrá airoso, algún día será atrapado y tendrá la ocasión de conocer las ratas y cucarachas que viven en las cloacas de la prisión.

El nuevo presidente argelino Abdelamjid Tebboune no parece dispuesto a dejar el orden que reina actualmente en el Sáhara Occidental. Parece consciente de que sólo un cambio de actitud por parte de Argelia sería susceptible de invertir la balanza de la situación de pudredumbre que caracteriza el conflicto saharaui desde hace más de una década.

Marroquíes y franceses apostaron por el statu quo. En otras palabras, apostaron por el hecho consumado que acabó consumiéndolos. Esperaban que con el tiempo la resistencia saharaui flaquearía y acabaron cayendo en situaciones poco envidiosas. Tanto Marruecos como Francia están ahogados en una crisis financiera y política duradera. A ello se añade que el poderío e influencia de Francia en la región se ha visto seriamente dañado por el nuevo sentimiento anti-francés de los africanos. Tampoco consiguieron con el tiempo doblegar la posición de EEUU que aunque apoyan a Marruecos se niegan a imponer una solución que no satisfaga a saharauis y argelinos.

En este contexto de firmeza por parte del aliado entra la decisión de las autoridades argelinas de anular la visita de la jefa de la diplomacia española, Arancha Gonzalez. Argel quiere mandar un mensaje de hartazgo a Madrid.

Marruecos, por su parte, muestra un estado de nerviosismo sin precedentes. Probablemente, está viendo que el cielo se le cae encima a causa de la determinación de los saharauis y el retorno con fuerza de Argelia que ha ganado, por unanimidad, el título de principal potencia militar y política del Magreb.

Tags : Sahara Occidental, Argelia, Marruecos, Frente Polisario, España, Francia, Magreb, Sahel,

Leave A Reply

Your email address will not be published.