Comunicado de prensa del Sr. Oubbi Bouchraya, miembro de la Secretaría Nacional de F. Polisario encargado de Europa y la Unión Europea

0

En su respuesta a una pregunta parlamentaria y en nombre de la Comisión Europea con fecha 18 de febrero de 2020, el Sr. Josep Borrell, líder de la diplomacia europea y Vicepresidente de la Comisión, insiste y persiste  en sus esfuerzos para ofrecer a Marruecos lo que solo pertenece a Dios y al César al mismo tiempo que recuerda el apoyo de la UE a los esfuerzos de la ONU para resolver la cuestión del Sáhara Occidental.

El jefe de la diplomacia europea firma su respuesta con un nuevo deslizamiento, alegando que « las autoridades administrativas del territorio determinan el acceso y las condiciones de entrada en un territorio no autónomo como el Sáhara Occidental ». Este párrafo contiene dos afirmaciones erróneas, contrarias al derecho internacional y europeo, y traiciona las obligaciones de derechos humanos de la UE.

1. Sin embargo, el ex ministro español, el Sr. Borrell conoce el tema y el derecho internacional y europeo. Es España, según la ONU, quien sigue siendo la potencia administradora del Sáhara Occidental con una responsabilidad particular por la descolonización del territorio y la autodeterminación de su pueblo. Marruecos no tiene otro estatus que una potencia militar ocupante en el territorio, hecho confirmado por la Asamblea General de la ONU y recientemente reafirmado por las sentencias del TJUE en 2016 y 2018. Marruecos ni siquiera puede reclamar el estatus de potencia administradora de facto, una reivindicación contradicha por el abogado del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en enero de 2018, que recuerda que ese concepto no existe en el derecho internacional. Marruecos ocupa el Sáhara Occidental y su estatus es el de una potencia ocupante, que debe respetar el Cuarto Convenio de Ginebra.

2. Con estas declaraciones, el Sr. Borrell alienta la expulsión de ciudadanos, funcionarios electos y periodistas, entre ellos muchos europeos y españoles, expulsados ​​regularmente del Sáhara Occidental por las autoridades marroquíes en nombre de posibles contactos con saharauis que se atreven a expresar en público su voluntad de autodeterminación. Derecho reconocido por la ONU desde hace más de 60 años y su expresión pública aún está prohibida bajo ocupación marroquí.

3. El Sr. Borrell contradice las decisiones tomadas por la Unión Europea con los « acuerdos de extensión », contestados por el Frente Polisario ante el Tribunal de Justicia de la UE. En efecto,  se haproncunciado al respecto de esta « extensión », es precisamente porque Marruecos no tiene ningún estatus, y mucho menos el de potencia administradora que le permita explotar los recursos del territorio del Sáhara Occidental.

La voluntad afirmada en todas partes de obrar a favor de la paz y según las reglas del derecho internacional, más bien debería invitar a su Alto Representante a moderar sus chocantes amistades marroquíes e instarlo a formular para la UE una posición equilibrada que le brinde los medios contribuir en la solución política del conflicto del Sáhara Occidental de acuerdo con las resoluciones de la ONU y siguiendo el espíritu de las diversas sentencias y recomendaciones del TJUE en este campo.

Bruselas, 20 de febrero de 2020

Etiquetas: Sáhara Occidental, Marruecos, Josep Borrell, Unión Europea, territorio no autónomo, poder administrativo,

Leave A Reply

Your email address will not be published.